Elastocompresión

A continuación veremos qué es la elastocompresión como técnica terapéutica, de qué depende, en qué consiste la compresión graduada y sus usos.

Elastocompresión

La elastocompresión como terapia es la técnica mediante la cual se aplica un material elástico sobre un segmento corporal de modo que este aportará sobre la superficie un cierto rango de presión. Los ejemplos clásicos de prendas elastocompresivas son las medias de compresión graduada decreciente y las mangas de compresión.

De esta forma podemos entender que la elastocompresión es una forma de presoterapia, aunque esta última incluye otras técnicas distintas como la compresión neumática o la compresión por elementos poco elásticos o de extensión mínima, como las vendas de algodón.

Compresión graduada

Hablamos de compresión graduada cuando la elastocompresión aporta una tensión superficial que podemos ubicar dentro de un rango o límites conocidos declarados por el fabricante. Por ejemplo, las medias de moderada compresión vienen graduadas de fábrica para aportar una tensión superficial de 20 a 30 mmHg en los tobillos de quienes las usan siempre y cuando usen su talla correcta.

Nos referimos a una compresión graduada decreciente cuando hablamos de unas medias elásticas que aportan una tensión sobre la piel que decrece a medida que ascendemos desde el tobillo hacia la ingle. Este mismo efecto puede tratar de obtenerse con la aplicación de vendajes elásticos por personas entrenadas que logran comprimir más con las vendas en la región distal de las extremidades.

La compresión graduada decreciente es el principal mecanismo de elastocompresión en el que se basan las medias terapéuticas para favorecer el retorno de los líquidos (sangre venosa y linfa) hacia el corazón ayudando al bombeo muscular de estos fluidos que se produce con la marcha y en contra de la fuerza de gravedad.

De qué depende la elastocompresión

La elastocompresión dependerá de:

  • El tamaño del segmento corporal sobre el que se aplica y que expresamos como nuestra talla.
  • Del tamaño de la pieza elastocompresiva a aplicar que sea coincidente con nuestra talla. Una pieza más pequeña que nuestra talla aportará un grado de compresión superior al esperado y una pieza mayor a nuestra talla comprimirá menos de lo deseado, en ambos casos el efecto a lograr es impreciso y pudiera llegar a ser dañino.
  • Del material usado por esta pieza: grosor, forma del tejido, elasticidad del material.

Sobre las medias de compresión indicaciones y contraindicaciones, así como las tallas, podrán encontrar artículos explicativos en nuestro blog.

Usos de las elastocompresión

La elastocompresión tiene varios usos en base a su propiedad de facilitar el retorno venoso y linfático cuando es aplicada apropiadamente. Tenemos así que hay prendas que se utilizan para.

  • Prevención y manejo de la insuficiencia venosa
  • Prevención y manejo del edema linfático
  • Prevención y manejo de la trombosis venosa
  • Mejora de los síntomas de cansancio de las extremidades
  • Mejora del rendimiento atlético.
  • Ayuda con el modelado estético de contornos corporales.
  • Pueden ayudar al alivio de la inflamación y dolor no isquémico.
  • Facilita la sujeción de tejidos y apósitos.
  • Manejo de la úlcera varicosa

Es de hacer notar que algunas funciones como el modelado estético pueden ir en ocasiones reñidas de otros usos que se da a otras prendas compresivas, por ejemplo una faja ajustada puede aumentar la presión venosa en miembros inferiores si no se toman las medidas pertinentes.

Copyright